Destino de exiliados, o por violencia o por necesidad, durante las últimas décadas Caquetá ha sido receptáculo de sucesivas colonizaciones y de conflictivas relaciones entre quienes han ido llegando, los campesinos establecidos y las comunidades indígenas que desde siempre han estado en el territorio. La ocupación de Caquetá no ha conllevado a su integración a la Nación. Por el contrario, ha alejado aún más las fronteras políticas, sociales, económicas y hasta físicas de un territorio que, progresivamente y con cada migración, ha sido menos selva y cada vez más sabana.
 

[flipbook pdf=”http://www.trust.com.co/pdf/desafios_%20caqueta_2017.pdf”  theme=”light” scrolling=”no” style=”opacity: 1;” width=”100%” height=”700″]